José Antonio Bardasco
-
recorrepicos.com-
Deshondonada - Cueva Teresa - Cueva del Agua                 (La magia del Valle -Estrecho)           

             (Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuentes Pisuergas-Montaña Palentina)* a

        Toca disfrutar de la magia del Valle Estrecho en Rebanal de las Llantas: Fuente Deshondonada- Cueva Teresa - Cueva del Agua, una de las rutas más hermosas que he realizado en los últimos meses.
          Agradezco a José Luis (Blog ‘Balcón de Judas’) la georreferencia de las cuevas.

          A la salida de Rebanal de las Llantas dirección San Martín de los Herreros sale una pista a la derecha que cogemos pasando el puente. Este tramo coincide con el GR-1 palentino (que va de Oeste a Este por la Montaña Palentina, entre el Collado de Somahoz o La mata de la Hoz y el Collado de la Cruz Armada).
          Vamos 1 km paralelos al arroyo hasta el puente sobre el río Rivera. Sin atravesar éste seguiremos un camino a la derecha y al SW durante casi otro km para encontrarnos con la

            Fuente la Deshondonada, presa hecha de piedras, donde encima de ésta apreciaremos el sumidero nacimiento del Río Rivera.
          Después de admirar este misterioso paraje de  la Deshondonada volvemos hacia atrás unos metros y una segunda senda nos lleva a la izquierda en busca de una pala roquera por donde trataremos de subir hacia el SW. No tardaremos en encontrar sendas entre la corta maleza que nos suben por pasillo despejado, dejando a nuestra izquierda y abajo la vaguada. Esta subida es cómoda, a veces hitada y la hemos de realizar lo más cerca posible del borde de la valleja. Al final nos metemos algo en el monte para en unos metros ir a dar la pista Camino del Pozuco (Si al final de la valleja cruzamos a la izquierda iremos a dar a la pista que viene de San Martín de los Herreros y bonito paraje de la fuente de Campo Tres Peñas.)
          En el cruce hemos de seguir la que sube hacia la derecha
(como si viniéramos de Rebanal), pista del Pozuco, que va de Rebanal de las Llantas al collado Los Llanillos (cruce al Valle Miranda por un lado y al Alto de la Varga por otro).
          Seguimos la pista hacia el Pico Rebanal para llegar al coqueto chozo, Corral de la Espina, que visitamos. Continuamos hacia el oeste durante unos dos km. llegando a la pradera el Otero.
          Con vistas fabulosas
atravesamos la pradera al N, en dirección entre Peña Escrita y Santa Lucía. Vemos a la izquierda la buitrera en los cortados del valle del Arroyo Cueva Teresa y bajo los cuales está la Cueva del Agua.
          Nosotros sin embargo vamos a la busca de Cueva Teresa por esta loma, meta algo complicada, pero si lo conseguimos, serán momentos de gran emoción, recompensa a los frustrados intentos de encontrarla ya que actualmente está mal ubicada en los mapas.
          Pasaremos por una roca en forma de ‘oso’ donde podemos parar a disfrutar las panorámicas y luego
bajar a cañón hacia el valle, en línea con el Curavacas. Después giramos a la derecha, de nuevo en dirección Peña Escrita.
          El descenso por pradera, sin problemas. Vamos bajando por el medio hasta el vértice de otra lomilla. Justo antes de llegar al final, al barranco, seguimos a la derecha, dirección al pueblo de Rebanal, que vemos. Bajamos por un pequeño camino a otra vaguada y aquí giramos otra vez a la izquierda, hacia el borde de
la barranquera.
          Aunque es difícil si no está marcado, nos fijamos bien en este borde y nos encontraremos una pequeña hondonada a nuestra izquierda a donde bajamos y nos encontramos el inverosímil y encantador paso de la Cueva Teresita.
          Cruzamos su túnel a gatas y nos encontramos en el en el extraordinario paraje de Cueva Teresa formada por varias cavidades.
          Y esto es: La Cueva Teresa no tiene más que lo que vemos... Si bien no tiene opción alguna para la espeleología, está en un bonito barranco y merece la pena visitarla.


         
De Cueva Teresa a Cueva del Agua: Lo mejor es volver por donde hemos venido y cruzar cuando lo veamos fácil a la loma que separa las dos vallejas de la Cueva Teresa y Cueva del Agua. Después es bajar fácil por el hayedo de esta vaguada pegados a la pared de la izquierda hasta encontrarla (Las referencias son el manadero y la buitrera).
 

      Sin embargo, si queremos atajar, de la Cueva Teresa seguimos la ladera a la izquierda como hacia Miranda, pegados a la roca primero y luego por senda que baja la hayedo. Esta senda nos baja al arroyo de Cueva Teresa. Subimos su curso y cuando nos encontramos con una pared que dificulta nuestra progresión, ascendemos a la derecha, a la loma del medio que nos separa de la otra valleja donde está la Cueva del Agua y a la que nos dirigimos. Puede que tengamos que hacer alguna pequeña trepada, pero buscamos siempre los pasos menos arriesgados.

          Una vez llegado a esta mediana, loma que separa las dos vallejas de Cueva Teresa y Cueva del Agua cruzamos ésta al NW encontrando trochas que nos van a bajar al fondo del valle y hayedo. Luego, subimos a derecho hasta la pared y nos encontraremos, un poco escondida por el arbolado, a la izquierda, en la base del roquedo y por donde sale un arroyo, una preciosa cueva verde, bajo la buitrea de la llambría. Es la Cueva del Agua:

 Gran boca de entrada con surgencia de agua. 100 metros de cueva aproximados que podemos recorrer con curso de agua todo el tiempo en curva contra curva. Es un constante cono de derrubio, con una colada hacia la mitad que origina un paso estrecho que se puede hacer por debajo, metiendo la cabeza en el agua o por la izquierda (casi no cabe ni el casco).
                    Al final se estrecha muchísimo en otra colada en medio del paso que evita poder continuar.



           Cueva del Agua por el Alto de la Varga:

          Partimos del mirador  por el Camino de Valdeprovin en dirección sur,  bordeando un pinar y dejando tras nosotros una buena estampa de Triollo, debajo de todo el cordal de Fuentes Carrionas, presididos por el Curavacas y Espigüete.
          Tras un fuerte repecho, rodeando el Alto del Monte, llegamos a una collada. (A nuestra izquierda Rebanal de las Llantas y San Martín de los Herreros donde funcionaron a la vez que en Barruelo de Santullán las primeras explotaciones mineras allá por los años 1843-1860. También podemos ver los pantanos de Camporredondo,  Ruesga, Requejada y de Aguilar y la Sierra de Peña Labra)
          Seguimos ascendiendo siempre en dirección sur hasta la falda de Peña Miranda. La pista continuará hacia el collado de Los Llanillos, de donde sale a la izquierda sale el Camino del Pozuco, que empalma con el que dejamos 800 m. más atrás y que lleva a Rebanal de las Llantas. A la derecha va al Valle Miranda y El Brezo.
          Sin embargo nosotros antes de estos dos cruces, a los 3,5 km. del aparcamiento bajamos a la izquierda por una cárcava que nos lleva a la vallina izquierda del arroyo Cueva Teresa. Seguiremos a la izquierda metiéndonos en el hayedo, ahora con itinerario más cómodo. Ya no es más que seguir cercanos a la pared de nuestra izquierda y nos encontraremos, un poco escondida por el arbolado, a la izquierda, en la base del roquedo y por donde sale un arroyo, una preciosa cueva verde, bajo la buitrea de la llambría: La Cueva del Agua.
          Para volver al Alto de la Varga o desandamos lo andado o vamos a coger la loma que divide en dos el valle. Cuesta menos y así vemos el lugar por donde se encuentra la Cueva Teresa, a nuestra izquierda, acabando la cresta rocosa que tenemos en frente. Para ello nos dirigimos al SE, llegando al medio de la vallina y donde encontremos trochas que nos suben  a la loma. Después no es más que seguirla para arriba hasta llegar a la altura de la cárcava por la que bajamos de la pista de Valdeprovín, a donde nos dirigiremos en una pindia subida.


         
DESCENSO Cueva del Agua - Rebanal:
          Bajamos por el hayedo en busca del Arroyo de Cueva Teresa y encontraremos una pista en desuso que seguiremos. Cuando se juntan las dos vaguadas puede desaparecer esta pista, pero iremos cruzando varias veces el arroyo hasta llegar al puente que da al camino que sube a la izquierda al Alto de la Varga (GR1) y a la derecha a Rebanal de las Llantas en menos de 1 km.

        Cueva Teresa directa desde Rebanal de las Llantas:

          Es la ruta más corta, pero que prestar mucha atención al mapa o al GPS. Salimos por el Camino del Pozuco y a los 1300 m. de nuestra marcha, cuando llegamos a una collada (1275 m. de altitud) encontramos un claro, pradera y descampado monte que sube de frente. Nosotros dejamos la pista y cogemos un camino a la derecha que en diagonal le cruza al SW. Bajamos al arroyo Valdedillo y ya entre la vegetación cambiamos de dirección y subimos al NW en busca de la cresta donde se encuentra la Cueva Teresa. al borde de la barranquera.
          Aunque es difícil si no está marcado, nos fijamos bien en este borde y nos encontraremos una pequeña hondonada a nuestra izquierda a donde bajamos y nos encontramos el inverosímil y encantador paso de la Cueva Teresita.
          Cruzamos su túnel a gatas y nos encontramos en el en el extraordinario paraje de Cueva Teresa formada por varias cavidades.

-----------------------------
           -----------------------------

           El Alto de la Varga (1432 m) está situado entre La Lastra y Santibáñez de Resoba en la carretera conocida como la Ruta de los Pantanos. Configura la división hidrográfica de las cuencas del río Carrión y Pisuerga. Desde este punto y mirando hacia el Oeste, se divisa el pantano de Camporredondo, que recoge las aguas del río Carrión. Hacia el Este,  las aguas que vierten al río Pisuerga, que remansarán en el pantano de Ruesga primero y en el de Aguilar después. Al Norte nos encontramos con la falda de la Peña Santa Lucía (1853m), sin llegar a ver la cumbre, debido a un contrafuerte rocoso, en el que predomina el Loraco u Ojo de la Lastra. Enclavada dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre, la zona que vamos a recorrer es considerada un área de vital importancia para  el Oso Pardo.
          El Valle Estrecho, por el que discurre el Río Rivera desde su nacimiento en la Fuente Deshondonada hasta su desembocadura en el Embalse de Ruesga, es el formado por la depresión que existe entre las estribaciones más orientales de la Sierra de la Peña y las de la Santa Lucía. Lo forman los pueblos de Rebanal de las Llantas, San Martín de los Herreros, Santibáñez de Resoba y Ventanilla.
          Rebanal de las Llantas: a 13 km de Cervera de Pisuerga, está en la parte alta del Valle Estrecho, donde nace el Río Rivera (fuente Deshondonada).
          San Martín de los Herreros: a 3 km de Rebanal de las Llantas se accede por la carretera de la Ruta de los Pantanos, en dirección a Velilla del Río Carrión en una desviación a la izquierda a un kilómetro del cruce. En el interior de la iglesia se encuentra la Virgen de Polleda, del siglo XII -talla de madera pintada cuyos rasgos son muy similares a las conocidas vírgenes negras de la época-.
          Ventanilla: en la cola del embalse de Ruesga, surgió de una antigua venta arriera.
          Santibáñez de Resoba (1215), mirador del Valle Estrecho, que se descuelga de Peña Escrita y Peña Lugar.
          Fuente la Deshondonada (fuente bauclusiana, fuente sin fondo): A 1 km de Rebanal de las Llantas en dirección a San Martín de los Herreros parte una pista a la derecha que cruza un puente de hormigón y nos lleva a una presa en donde sale un sumidero que es el nacimiento del Río Rivera, manantial
que nutre al embalse de Ruesga y cuyos 2/3 de su caudal dan de beber a la comarca (hasta Matamorisca).
          Su principal cauce se filtra del pantano de Camporredondo, donde se ha hecho un dique, allá camino de Miranda. Es el “trasvase más barato que hay” (El pantano de la vertiente del Carrión a la del Pisuerga).
          Detrás de la presa hay un pequeña cueva donde mana la fuente y que al parecer viene de la ladera de Peña Redonda. En la presa se ven burbujas, que es el chorro del manantial. En época de deshielo
salía un impresionante chorro en forma de géiser al llegar del embalse de Camporredondo más agua de lo que podía gestionar la fuente.
       La Fuente Deshondonada, en un bucólico rincón, está al abrigo de la silueta de Peña Redonda, un gigante dormido, guardián del bello paraje de Valle Estrecho-Peña Redonda y rodeado de hayedos, osos y truchas.
       los amantes del espeleobuceo se siguen sumergiendo en este manantial, que parece no tener fondo.
Ya en agosto 2008 un grupo de espeleobuceadores españoles y suizos, citan en su análisis del tramo descubierto que conta de unos 460 metros, con un lago subterráneo, cascada, dos sifrones y estalactitas. Se han topografiado ya casi 500 metros de galerías, la mayoría inundados.
 

 Sima del Picacho de la Fuente

    
  Después del estudio hecho por el Club de Espeleología Los Zumbaos (Guardo) en julio y agosto de 2018, es muy peligroso acceder a ella al haber  BLOQUES INESTABLES por hundimiento en la boca de entrada. Así lo resume Pablo Villavieja Llorente (técnico deportivo Nivel II de Espeleología y el director de la Escuela castellano-leonesa de espeleo):
     “La Boca del Picacho de La Fuente ha sido semi-cerrada por un derrumbamiento en el que una gran parte de la carga de todos estos bloques que han caído ahí están amontonados, inestables, sobre una losa que está prácticamente en el aire y la hay que pasar justo por debajo para entrar en la cavidad. Esto supone que es muy peligroso acceder a ella por la gran posibilidad de que todo eso se pueda venir abajo. Por lo tanto no es prudente meterte ahí debajo y bajar la sima. Aconsejaríamos al Parque cercar el agujero y prohibir de momento la entrada.”

           Al desconocer la toponimia local el GAEM la llama  Sima Caucinos debido al monte donde se encuentra.
          Está a 30 m. en línea recta, SO de la Fuente Deshondonada. De la carretera hacia la Fuente Deshondonada llegamos a los 870 m. al puente, que atravesamos. Seguimos 280 m. por la margen derecha del arroyo pasando un pastizal para girar la derecha otros 100 m. por senda que nos lleva directamente a la sima.

            A parte de la información y topo del GAEM (Grupo de Actividades Espeleológicas de Madrid), según nos contó Javier Moreno (el 26-07-2018), espeleólogo del pueblo que ha pateado las cuevas habidas y por haber de este paraje, zona de la que por otra parte dice que hay todo lo que uno quiera para practicar la espeleo y que accedió a ella por primera vez allá por la década de los 90:
         “La sima Caucinos está por encima de la Deshondonada, a unos 25-30 metros en línea recta suyo, a la izquierda de la valleja, debajo de unos árboles. Está de la piedra negra a  una deriva de 10 grados hacia la izquierda.
         
Puede estar obstruida por peñascos y rodeada de espesa vegetación. La sima tiene unos 24 m. y hay un lago.... Nosotros bajamos con una balsa y acabas ahí.... Cae todo el agua por una ventana que da gusto verla (cae lo que es justito de ella)... La bajada es fácil por una escala de aluminio o cuerdas.”
         
Cuando llegas abajo, al lago, no hay repisa, nada más que una morrena de mucha piedra. Está casi rayando el techo con el suelo, pero para bajar material, sí vale. Dentro hace mucho frío por la corriente....”

Según GAEM  está conectada hidrológicamente con la Deshondonada. Da acceso a un lago interior con dos puntos de continuación:

- El primero lo forma un sifón que no es sino el ramal descendente del sifón vauclusiano que conecta con la  Deshondonada (drenaje)
- El segundo es un conducto que aporta el agua (surgente) e igualmente está formado por un sifón.

 
georreferencia

 
 

----------------------------
          En cuanto las peñas que forman la silueta del Gigante Dormido hay dos teorías. En ambas, mirado desde el norte, la cabeza está en lo que los de Castrejón llaman  “El Castro del medio día”. Pero para unos el resto del cuerpo mira al Este y para otros al Oeste.

Ver rutas:
Peña Escrita - Santa Lucía - Senda del Gigante
* Senda del Gigante del Valle Estrecho
* Santa Lucía por Peña Escrita
* Santa Lucía por Peña Escrita de Santibáñez de Resoba a Vidrieros
* Santa Lucía por el Alto de la Varga
* Santa Lucía y el Valle Estrecho
* Santa Lucía por Santibáñez de Resoba y collado Oñañejo
*
Peña Escrita - Santa Lucía - Senda del Gigante del Valle Estrecho
*
Peña Escrita por Barranco Pisapraos
* Santa Lucía por La Lastra
*
Santa Lucía por las Tenadas de Resoba
  
* Cueva Deshondonada- Cueva Teresa-Cueva del Agua 
* Peña Miranda
* Pico Rebanal

Información adicional: 
* Guardo al Alto de la Varga: 45 minutos para 45 km
* Guardo a  Rebanal de las Llantas por Camporredondo: 55 km. en 1 hora
* Guardo a  Rebanal de las Llantas por Cervera: 50 km. en 50 minutos
 

  - Mapas -Topográfico Nacional- (IGN): Ruesga 106-IV
   - Ruta realizada el 22-10-2017 y 19-07-18

General de las tres rutas




Track
 
Deshondonada-Cueva Teresa - Cueva del Agua




Track

Cueva del Agua por El Alto de la Varga




Track


Cueva Teresa directa desde Rebanal




Track


Deshondonada-Cueva Teresa-Cueva del Agua 22-10-17 y 19-07-18

Autor: José Antonio Bardasco (bardasco@hotmail.com) 
 Rutas    Fotografías  Experiencias   Libro de visitas    Foro montañero     Enlaces interesantes